viernes, 7 de abril de 2017

Desòrdenes emocionales 2da parte

   Cuando una persona está soltera por mucho tiempo atraviesa varios cambios emocionales o desórdenes (como yo los llamo), y es que el hecho de conocer constantemente chicos, ilusionarte y desilusionarte hace que estemos muy conectados con nosotros mismos... A veces es para bien, ya que logramos detectar errores en nuestro actuar influenciados por situaciones diversas que nos afectan en muchas aspectos de la vida, pero en otros momentos confundimos errores con defectos que suponemos debemos cambiar, mejor llamado inseguridad. Aunque es un cliché de libro de auto ayuda, estoy convencida que no debemos cambiar quienes somos, sino que cambiar el enfoque con el que miramos esas actitudes erradas y mejorarlas.
  Mejor ejemplo de actitudes erradas es la obsesión, aunque nunca quise reconocerlo (quizás). es la forma en la que terminó mi primer relación abierta. Ya que él siempre fue claro de lo que había entre nosotros, pero soy una persona intensa, apasionada y en ese momento era  una torpe inexperta con complejos de inseguridad... Por ende yo creía que entre lo que me daba y nada, era mejor aceptar lo que ofrecía.    
Finalmente, comencé a crecer y ya no quería migajas de amor de alguien que yo si quería, y me alejé completamente.
 Con el tiempo me abrí a nuevas relaciones, pero un poco más precavida... Lo que no quiere decir que no me ilusioné, por el contrario, en las siguientes relaciones importantes tuve que hacer duelo cuando su final era inminente e incluso cuando solo era una gran ilusión que no había tenido tiempo de relación. Con esto hago hincapié en que no dejé de ser intensa y apasionada, pero aprendí a ser un poco mas prudente y no insistir de más, o no tanto como en la primera relación liberal que experimenté.
   De hecho, hoy en día tengo un desorden emocional, me gusta mucho alguien  a quien yo no le gusto lo suficiente, pero es otra historia que otro día contaré.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario